PROSOL INICIA ENTREGA DE BIENES Y EQUIPOS PARA INICIATIVAS PRODUCTIVAS DE LAS COMUNIDADES

Compartir en:

El Gobierno Regional, con recursos del Programa Solidario Comunal (Prosol), inició la entrega de bienes y servicios para las iniciativas productivas priorizadas para 44 comunidades, con el objetivo de mejorar sus condiciones de vida y trabajo. La primera dotación tuvo lugar en Sachapera con la presencia de autoridades, dirigentes y beneficiarios.
Un total de 122 familias fueron beneficiadas con el programa. Un grupo adquirió materiales para instalar un sistema de riego, otro priorizó la compra de semillas certificadas para iniciar el cultivo de granos; en tanto que el tercero invirtió los recursos en material para el cierre de parcelas productivas. Todo alcanza a una inversión total de 273.535 bolivianos.
Ricardo Visa, subcentral del Distrito 6, Santos Rosales, presidente de la OTB Sachapera y, Delfor Sánchez representante de los beneficiarios, destacaron que el Prosol a través de los años les permitió avanzar significativamente en la mecanización del trabajo agrícola.
Asimismo, Felipe Guevara, Juan Fernández y Julio Cesar Alarcón, recibieron un reconocimiento del Gobierno Regional por la administración, fiscalización y el control que efectuaron para una correcta inversión de los recursos del Prosol.
En representación del ejecutivo regional, José Luis Ábrego, el secretario de Gestión Institucional, Miguel Salazar, informó que la institución se fijó metas en diferentes ejes de gestión. “En desarrollo productivo dimos pasos importantes para que la región consolide su potencial agropecuario”, afirmó.
En ese orden, manifestó que son tres los proyectos más importantes para el área rural, que reducirán los costos de producción de los agricultores y ganaderos. Una planta de almacenamiento y procesamiento de granos, un centro de acopio de leche y una planta de bioinsumos y fertilizantes, fueron gestionados por el ejecutivo regional.
Esas inversiones, que se ejecutarán con el apoyo del presidente Luís Arce, según Salazar, permitirán arrancar en la conformación de verdaderos complejos productivos, que son el inicio de la industrialización del agro en la región del Gran Chaco.